Mi hijo es homosexual: ¿Y ahora qué hago?

Mi hijo es homosexual: ¿Y ahora qué hago?

(A Todo Momento) — Atrás quedaron las décadas en la que el tema de la sexualidad era de difícil acceso las personas. Hoy con Internet es muy fácil asesorarse al respecto, por lo menos en los casos más puntuales como cuando un padre le toca enfrentarse a una realidad: Mi hijo es homosexual, ¿y ahora qué hago?

La homosexualidad se define como la atracción sexual hacia personas del mismo género. Desde los años 70, la homosexualidad fue eliminada como trastorno mental. No obstante, manejar este tipo de orientación sexual en un hogar tradicional y conservador puede ser demoledor para muchos padres.

La primera reacción en estos casos puede ser difícil de controlar. Aunque la peor parte viene al aceptar el hecho por no saber cómo armonizarlo con los valores familiares. Admitir que tu hijo es homosexual puede confundirte.

Por ello, es imprescindible que te esfuerces por comprender todo lo referido a la condición de tu hijo. Esto con el objetivo de que sea lo menos traumático posible, sobre todo para que tu hijo no sufra por la intolerancia familiar.

La intolerancia sigue vigente en nuestros días, aunque la sociedad ha dado grandes pasos hacia la admisión y la defensa de los derechos de los homosexuales. Basados en los consejos de especialistas y psicólogos, listamos a continuación algunas recomendaciones para manejar la homosexualidad en los hijos.

Lo que debes hacer para manejar la homosexualidad de tu hijo

1. Evita el enojo

Racionaliza que tu hijo no tomó “una decisión” , que simplemente es su naturaleza, que sencillamente es diferente. Comprende que como ser humano no va a cambiar y que su relación filial contigo seguirá siendo la misma, más allá de su condición sexual. Muchos padres, a pesar de tener amigos homosexuales, están llenos de prejuicios.

2. Documéntate

Busca asesoría con padres que hayan pasado por una situación igual. Muy seguramente, te ayudará a conocer cómo lo sobrellevaron y lo que hicieron para mantener una relación armoniosa con su hijo. El desconocimiento sobre la homosexualidad puede generarte ideas erróneas y distorsionadas.

Si sientes que no puedes lidiar con la situación, puedes buscar ayuda profesional. A través de un especialista, recibirás las herramientas para rebajar los niveles de estrés que la noticia te haya causado.

3. Brinda apoyo emocional

Brindarle un apoyo incondicional es fundamental, ya que muy grande es el impacto que le genera asumirse como homosexual ante ti. Lo más probable es que haya estado sufriendo desde hace mucho, guardando en silencio su condición. No permitas que continúe agobiado por el miedo al rechazo familiar, ya con el del entorno tiene suficiente.

Apoyarlo significa aceptarlo. No intentes que cambie de opinión o que modifique su conducta sexual. En primer lugar, será inútil pues no cambiará, ello no es posible. Simplemente, tu hijo es como es, así nació. Además, sería irrespetar su condición.

4. No busques culpables

Pensar que existe algún culpable dentro o fuera de la familia es tan irrespetuoso como absurdo. Repetimos, la homosexualidad no es una enfermedad. No es algo que se contagia o propaga, ni existen causas o factores que la desencadenen como resultado de algo o alguien.

Acepta, reconoce, respeta y ama a tu hijo homosexual. Sabemos que estás en una situación difícil, pero tómate tu espacio y tu tiempo. El amor a tu hijo hará que, con el tiempo, transciendas tus prejuicios.

5. Deja atrás “el qué dirán”

No debe preocuparte lo que digan los demás, aunque vivan contigo y sean parte de tu propia familia. La inclinación sexual de tu hijo no puede ser signo de vergüenza, ni de presión social. Vivimos en un mundo diverso en el que cada día disminuyen las ideas que relacionan las orientaciones sexuales con aspectos negativos.

Si otros familiares o amigos no pueden manejarlo, dales tiempo. Cada quien tiene derecho de vivir su proceso de manera individual y a su ritmo.

Consideraciones finales

Opta por amar incondicionalmente a ese ser al que le diste vida, esta será tu mejor elección . No te preguntes si hiciste algo mal o porqué paso. Una persona con una condición sexual diferente tiene las mismas capacidades, bondades y defectos que otra de condición sexual tradicional.

Las personas de condición homosexual tienen los mismos derechos que el resto de los ciudadanos. Sobre todo, tienen derecho a tener una vida digna. Cuando los jóvenes reciben apoyo paterno, pueden llevar vidas más armoniosas reduciendo el riesgo de depresión o adicciones.

La homosexualidad es una variante sexual normal. Las reacciones bruscas ante la inclinación sexual de tu hijo suelen generar conflictos familiares y de pareja. La comunicación abierta siempre ayudará a sanar las heridas que puedan surgir al no saber cómo enfrentar la situación.

Vivir cada fase progresivamente, sin afincarse en ninguna, es una alternativa eficaz para desarrollar una relación armoniosa con tu hijo. Comunicarle que aceptas su condición sexual redundará en beneficio familiar.

Mantenerse en silencio o fingir que nada pasa mientras digieres la noticia, le causará mucho sufrimiento. Hazle saber que siempre le amarás de forma incondicional, porque así es el verdadero amor y sobre todo el amor de madre y de padre.

Vía El Mercurio Online

Escribe tu opinión