La población gay de Chechenia está desapareciendo

(Redacción A Todo Momento) 

Los hombres homosexuales están desapareciendo en Chechenia, según un activista de derechos humanos y un importante periódico de la oposición en Rusia. Algunos están siendo detenidos, y el destino de los demás es desconocido, dicen los grupos de derechos humanos.

El periódico Novaya Gazeta informó este fin de semana que los hombres fueron detenidos “en conexión con su orientación sexual no tradicional o sospecha de ello”, citando a funcionarios federales rusos encargados del cumplimiento de la ley. Novaya Gazeta informó que más de 100 hombres homosexuales habían sido detenidos en las últimas dos semanas y dijo que tenía los nombres de tres que habían sido asesinados.

CNN no ha podido confirmar de forma independiente los informes del periódico, pero Ekaterina Sokirianskaia, directora de proyecto de Rusia del International Crisis Group, le aseguró a CNN que en los últimos 10 días había recibido información por múltiples fuentes en Chechenia sobre la detención de hombres gays, entre ellos un peluquero, así como figuras culturales y religiosas.
Sokirianskaia, experta en asuntos de la región del Cáucaso, que incluye a la república rusa de Chechenia, dijo que el volumen de información hace que sea “casi imposible de creer que esto no esté sucediendo, pero también es muy difícil de verificar porque la sociedad chechena es extremadamente homófoba”.

Dijo que no estaba claro qué había provocado la aparente campaña antihomosexual.

“Una broma del Día de los Inocentes”

Dimitri Peskov, portavoz del presidente Vladimir Putin, le dijo a CNN este lunes que los informes eran “una cuestión de aplicación de la ley” y que “no están en la agenda del Kremlin”. “No sabemos cuánto de ello es cierto”, agregó Peskov. “No soy un experto en el campo de la orientación sexual no tradicional”. También añadió que el Ministerio del Interior investigaría el informe.

La respuesta de Chechenia, una república casi totalmente musulmana, que incluye parte de la frontera rusa con Georgia, fue muy diferente. El secretario de prensa del Ministerio del Interior de la república, Magomed Deniev, dijo a los medios de comunicación rusos que el informe “es probablemente una broma del Día de los Inocentes”.

Un activista ruso por los derechos de los homosexuales es detenido en el 2013 en Moscú. (Crédito: ALEXANDER NEMENOV/AFP/Getty Images).

Un portavoz del gobierno checheno, Alvi Karimov, dijo a la agencia de noticias rusa Interfax que el reporte de Novaya Gazeta era “una mentira absoluta”. Pero lo que añade Karimov muestra de forma muy amplia las opiniones profundamente conservadoras e intolerantes del liderazgo local. “No se puede detener y acosar a alguien que no existe en la república”, dijo. “Si hubiera tal gente en la república chechena, la policía no tendría ningún problema con ellos porque sus familiares los enviarían a un lugar sin retorno”.

Karimov parece haber estado hablando de los llamados “crímenes de honor” o de los asesinatos de personas que ofendieron las convenciones sociales de sus propias familias.

“Atmósfera de miedo”

Sokirianskaia aseguró que los “crímenes de honor” siguen ocurriendo en Chechenia, y los hombres homosexuales no reciben protección de sus familias, que los ven como una fuente de vergüenza.
Sin embargo, dijo que algunos de ellos habían dejado Chechenia y ahora comenzaban a contar sus historias a grupos de derechos de los LGBT. Afirmó que no había una “comunidad” gay como tal en Chechenia. Los pequeños grupos se conectan por teléfono, pero corren el riesgo de ser descubiertos debido al seguimiento de las llamadas por parte de los servicios de seguridad chechenos.

Los homosexuales vivían, aseguró Sokirianskaia, en una atmósfera de miedo, paranoicos por la posibilidad de ser descubiertos. Incluso los funcionarios de derechos humanos en Chechenia no simpatizan mucho con las cuestiones LGBT. Heda Saratova, directora del Consejo de Derechos Humanos en Chechenia, criticó el artículo en Novaya Gazeta como “un escupitajo a nuestra cara, nuestras tradiciones y nuestras costumbres”.

Saratova le dijo a CNN vía telefónica que “incluso si las personas con orientación sexual no tradicional están presentes en nuestra sociedad, nadie sabría nada de esto. Dicen que quieren celebrar desfiles gay aquí. Esto es absurdo”.

Ramzan Kadyrov, líder de Chechenia desde el 2004, ha sofocado cualquier forma de disidencia, sometiendo al movimiento separatista que luchó contra el ejército ruso durante casi dos décadas.

Ramzan Kadyrov, visto aquí en diciembre del 2016, dijo que Chechenia y Rusia estarían debilitados por vicios.

En el 2009, Kadyrov aseguró en una entrevista para un periódico que “la prostitución, las drogas y los homosexuales son el veneno de nuestro tiempo. ¿Cómo pueden permitirse en Rusia clubes gay?”.

“Hay un sistema entero destinado a debilitar el país, la voluntad, el honor y el espíritu”, dijo Kadyrov sobre lo que él consideraba vicios. También ha hablado favorablemente de la poligamia.

Kadyrov publica videos en redes sociales en los que se le ve ejercitándose y se ofreció a armar una fuerza voluntaria para enviar a Siria a luchar en nombre del régimen del presidente Bachar al Asad.

"Нельзя забывать, что двадцать-тридцать минут ежедневных физических упражнений — это залог не только силы и здоровья, но и успеха в трудовой деятельности, укрепления характера. Вот почему Лев Толстой, великий физиолог Иван Павлов и многие другие, чьи имена золотыми буквами вписаны в историю рода человеческого, до конца своих дней находили время и возможность для физических упражнений. Никакие медикаментозные средства не в состоянии заменить движение. Сегодня уже многие поняли эту простую истину." (Кардиолог, академик Евгений Чазов)

A post shared by Ramzan Kadyrov (@kadyrov_95) on

Los grupos LGBT de toda Rusia dicen que son frecuentemente discriminados, y varios de sus mítines han sido atacados y detenidos por la fuerza. En el 2013, Putin firmó una ley que prohibía la discusión pública de los derechos y relaciones homosexuales dondequiera que los niños pudieran escucharla. La ley ha sido condenada por grupos de derechos rusos e internacionales.

Human Rights Watch describió la ley de propaganda antigay como una “profundamente discriminatoria y peligrosa que empeora la homofobia en Rusia”.

CNN

Escribe tu opinión