HRW exigió liberación de cuatro personas homosexuales en Indonesia

(A Todo Momento) — Human Rights Watch (HRW) pidió a las autoridades de la provincia indonesia de Aceh, que liberen a cuatro personas detenidas bajo la acusación de sodomía.

Los acusados fueron entregados a la policía de la sharia tras dos redadas llevadas a cabo por vecinos el 12 y 29 de marzo en la capital provincial Banda Aceh, en el norte de la isla de Sumatra, y continúan detenidos.

En el primero de los casos los justicieros civiles irrumpieron en una peluquería y acusaron a una mujer transgénero y a uno de los clientes de mantener relaciones homosexuales, además de asegurar que encontraron preservativos y pruebas de una transacción económica.

En el más reciente, dos universitarios, uno musulmán y otro cristiano, fueron aprehendidos en el dormitorio de su residencia por vecinos del barrio Lantimpeung, que confiscaron teléfonos móviles y preservativos.

“Estas redadas de justicieros y detenciones arbitrarias señalan la naturaleza abusiva y discriminatoria del código penal de Aceh”, dijo en un comunicado el director para los derechos de LGTB (Lesbianas, gais, transexuales y bisexuales) de HRW, Graeme Reid.

Lea también: Marlon Brandon y sus aventuras sexuales vuelven al foco público

Aceh, empezó a regirse con la ley islámica o sharia a comienzos del 2000 como concesión del Gobierno central para que abandonase sus aspiraciones independentistas.

HRW reclama al Gobierno central que respete el Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos, que Indonesia ratificó en 2005, “prevenga la tortura y castigue a aquellos que la cometen”.

El delito de “Liwath”, o sodomía entre hombres, está tipificado en la legislación islámica de Aceh desde 2014 y penado con hasta 100 azotes.

Dos hombres fueron condenados el año pasado por primera vez en Aceh a 83 azotes en público por mantener relaciones homosexuales.

En enero de este año, un jefe de la policía de la sharia arrestó a 12 transexuales, les cortó el pelo y les obligó a realizar ejercicios para “volver a la normalidad”.

Organizaciones civiles y activistas han denunciado un aumento en la represión contra la comunidad LGTB en el resto de Indonesia, el país con mayor población musulmana del mundo.

EFE

Escribe tu opinión