Sacerdote australiano afirma que se debería “disparar a los homosexuales”

(A Todo Momento/UniversoGay).- El pasado día 3 de septiembre; Día del Padre en Australia, Liz Tasiopoulos acude a la iglesia ortodoxa griega de Clayton, en el sureste de Melbourne, donde se celebra una misa en honor a una amiga que se había quitado la vida tras una intensa lucha sobre su sexualidad.

Para su sorpresa; en lugar de reflexionar sobre la vida de su amiga, fallecida sólo 40 días antes; el sacerdote que oficia la misa, se dedica a exigir el NO al matrimonio igualitario en el plebiscito que arranca esta semana; así como a «disparar a los homosexuales».

Postura Homofobica

«El sacerdote nos gritaba que el matrimonio entre personas del mismo sexo era una blasfemia. Los comentarios fueron tan dolorosos que no pude dejar de llorar», declara Tasiopoulos, asegurando que el lenguaje usado por el sacerdote era especialmente hiriente.

Se trata de la segunda ocasión en menos de un mes que un sacerdote ortodoxo griego se muestra a favor de disparar a las personas homosexuales.

Si bien en la primera ocasión el clérigo pidió disculpas; alegando que no se acordaba de los comentarios que había hecho, este último sacerdote no ha querido dar ninguna explicación.

Algunos feligreses han salido en defensa del sacerdote, afirmando que lo que dijo fue «mi boca es mi arma»; pero no han podido negar que se encolerizó cuando algunas personas desafiaron sus puntos de vista.

«Señaló que todo el mundo debía votar no (…). Entonces una señora se puso de pie y dijo, ‘Yo votaré sí’, el sacerdote dijo, “debería avergonzarse”. Salió y entonces todos hicimos lo mismo, dado que la chica por la que todos estábamos allí era gay se había suicidado porque no pudo asumirlo.

Mientras estábamos saliendo el cura dijo que debían disparar a los homosexuales», publicaba Tasiopoulos en la página de Facebook de Greeks Mums & Bubs, reiterando su disgusto y que nunca volverá a esa iglesia de nuevo.

«Fui a la Iglesia con el corazón abierto para celebrar a la Virgen María; y en lugar de eso me llevé un discurso lleno de odio contra el matrimonio gay y sobre cómo un cura mataría a tiros con una pistola que guarda en la iglesia a cualquiera que fuera gay y quisiera casarse.

Lea también: Muere Edith Windsor, activista por los derechos de los homosexuales 

Mi iglesia me ha decepcionado totalmente», declara Johno George, testigo del sermón homofóbico del sacerdote y de su discurso en contra del matrimonio igualitario, en la misma línea que la campaña de los cinturones de seguridad y el spot del Lobby Cristiano Australiano que recrudecían la campaña para el matrimonio igualitario hace unos días.

Escribe tu opinión