Mirandinos celebran hoy la parranda de San Pedro

Maria Ignacia con su hija Rosa Ignacia y dos tucusitos. La Parranda de San Pedro es una festividad popular y religiosa de las ciudades de Guatire y Guarenas del estado Miranda, Venezuela. Tiene su origen en la Žpoca colonial, y esta integrada por los Sanpedre–os, los Tucusitos y otros personajes que rodean a Maria Ignacia, la figura central del cortejo. Guatire, 29 de junio del 2009. "Parranda de San Pedro" is a Venezuelan religious feast. (Aaron Sosa / Orinoquiaphoto)

Esta fecha fue declarada Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad por la Unesco en diciembre de 2013.

Redacción A Todo Momento | La parranda de San Pedro es una devoción religiosa y popular de gran colorido que  se realiza en homenaje a este Santo y se practica en las poblaciones mirandinas de Guarenas y Guatire, el 29 de junio de cada año.

Hugo Hernández, quien pertenece a la parranda del Centro de Educación Artística Andrés Eloy Blanco, manifestó que la festividad consiste en una representación dramática, cuyo escenario es cualquier calle de la población de Guarenas y Guatire.

Foto: Archivo
Foto: Archivo

Indicó que la fiesta se inicia, desde tempranas horas de la mañana, en la plaza 24 de julio de Guatire y recorre el pueblo.

La veneración a San Pedro Apóstol de Guarenas y Guatire surge a principios del siglo XIX, tras un milagro concedido a una negra esclava.

La tradición oral insiste en la tesis de que se inicia cuando la esclava María Ignacia halló a su pequeña hija (Rosa Ignacia) gravemente enferma.

Luego de descartar la preparación de remedios caseros y la intervención del curandero, recurrió a la posibilidad divina de un milagro, entregándole su hija al Santo, a cambio de festejarlo de la manera más auténtica que tenía: ‘bailándole y cantándole’, explicó Hernández.

El milagro se hizo y la niña sanó, por lo tanto había que pagar el favor concedido, y se convino hacer las demostraciones de fe el 29 de junio, día adjudicado por la Iglesia Católica a la veneración de San Pedro y San Pablo.

Ese día, al parecer, María Ignacia que estaba preñada enfermó, por lo que le pidió a su marido Domitilo que, utilizando la indumentaria femenina, fuera frente a la imagen a bailarle y a cantarle, para darle gracias al Santo.

El público espectador lo representan los hombres, mujeres y niños, que alegremente aplauden y ríen, al contemplar las gracias y contrastes de los personajes que danzan, y las humoradas, ironías, sátiras y sarcasmos que expresan en sus versificaciones, los cantores del conjunto musical.

A través de las dramatizaciones con gran colorido, la fiesta abre en la víspera, es decir el 28 de junio,  y se prolonga hasta el 29, para exaltar el culto por el Santo Patrono con la entonación de cantos populares ante las múltiples imágenes expuestas en las iglesias de ambas ciudades.

Con el primer cantar de gallos, se lleva a cabo la celebración eucarística, en la cual los feligreses elevan sus plegarias a la divinidad y al finalizar sale el Santo junto a los fieles a recorrer las calles de las ciudades de Guarenas y Guatire, dando apertura así a la Parranda de San Pedro, Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad, declarado por la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco) el 5 de diciembre de 2013.

Foto: Archivo

Foto: Archivo
Fuente: Santuariodelasmercedes/Mintur
Escribe tu opinión