Kevin Villamizar: Su salto de reportero en Venezuela a caricaturista en Perú

(A Todo Momento) — Kevin Villamizar, un periodista venezolano que hace un gran salto desde su país para refugiarse en los brazos andinos del Perú, tiene hoy por hoy el orgullo de haber ejercido su profesión en protección y defensa de la libertad, pero en la actualidad se refugia en el trazo de personajes que han estado en su imaginación desde su infancia.

Por David Gallardo 

Villamizar está cercano a cumplir dos años en Perú, muy lejos de la represión y de los gases lacrimogenos, ahora dedica su tiempo libre para ejercer una de sus pasiones: Ser caricaturista.

“Desde que era niño, viendo Cartoon Network todo el día, todos los días, ya sabía que mi pasión era la animación y las caricaturas”,

Villamizar confesó que su formación artística fue bastante básica, remontándose desde la enseñanza de un escuela de dibujo durante su niñez, hasta cursos y tutoriales en Internet que tomó durante su adolescencia/adultez, sin embargo esto no lo detuvo para seguir su sueño y poder así pulir sus habilidades.

Influencias y su proyecto como caricaturista

Cartoon Network, la ventana de cualquier niño para adentrarse en el mundo de superheroes, clásicos de la animación infantil o incluso el refugio de caricaturas llenas de nostalgia o de reconocimiento virtual, ese era el primer lugar donde Villamizar conoció a sus verdaderos héroes. No hablamos de las Chicas Superpoderosas o de Samurai Jack, sino de las personas que están detrás. Genndy Tartakovsky (creador de El Laboratorio de Dexter) y Craig MckCracken (Creador de la Mansión Foster) son citados como una de sus más grandes influencias en su arte, sin embargo su universo se amplia mucho más cuando hablamos de su lado gamer.

“Los videojuegos, aunque hayan muchos que dicen lo contrario, son un arte, y como todo arte, nos cuentan historias, nos muestran mundos nuevos y nos presentan personajes que, en un todo, siempre van servir de inspiración para otros artistas y sus futuras obras”, argumentó Villamizar para justificar su amor y la influencia que tienen los juegos electrónicos en su arte.

Cristopher Rogers, o simplemente Cris, es el personaje principal del proyecto que tiene entre manos Villamizar. Él acepta que esta basado fisicamente en su persona, aparte de ciertas vivencias personales que ha tenido durante su vida, sin embargo su trama tiene un enfoque mucho más ambicioso: “un preadolescente que busca ser popular en la escuela tras cansarse de ser un don nadie durante toda su vida”.

El periodismo a la Villamizar

Nuestro caricaturista confiesa que estudiar Periodismo no fue una decisión que tomó de forma complaciente, él mismo explica que se vio en la obligación de hacerlo porque la “industria de la animación” es “prácticamente inexistente” en Venezuela, no obstante esto le sirvió para dedicarse a su otra pasión: La producción audiovisual y el diseño multimedia.

Villamizar tuvo la oportunidad de trabajar con el equipo audiovisual de El Nacional Web (periódico venezolano), tildando esta como la mejor experiencia laboral que ha tenido hasta ahora. “De no haber sido por la crisis, hubiera estado ahí por un largo tiempo. Debido a la crisis, no me pagaban mucho, pero es el típico ejemplo de que a veces el mejor trabajo no es el que paga más, sino el que te hace feliz”, confesó.

Ciertamente el trabajo de un videografo es muy impredecible, y esto es algo que confirma Villamizar. “Un día estás bebiendo el whiskey más caro en el salón de fiestas del hotel más elegante de la ciudad junto a artistas famosos y al otro día estás corriendo por tu vida y tragando gas lacrimógeno”.

A pesar que Villamizar declare que trabajar como videografo es una experiencia “única y que se disfruta”, él pudo probar el riesgo que se esconde detrás de esta profesión en un país regido por una dictadura.

El pasado 17 de mayo del 2017, Villamizar fue impactado por una bomba lacrimógena en el brazo derecho, la cual fue lanzada por miembros de la Guardia Nacional Bolivariana (GNB), durante una manifestación que se daba a lugar en el sector Altamira, Caracas. El portal de El Nacional Web detalló que: “Los efectivos dispararon directamente contra un grupo de reporteros, y Villamizar fue alcanzado”.

El enfoque actual

Villamizar aun lucha para que su pasión como caricaturista pase de ser solo un hobbie a su trabajo principal, aunque admitió que logró hacer algunas caricaturas política en El Nacional Web, su ambición principal es ampliar el espectro de la historia que vive en su mente, además de darle la vida a los personajes que acompañan a Cris.

View this post on Instagram

Meet Fred Stuart, an annoying but light hearted guy who's always trying too hard to be funny. He befriends Cris and the rest of the guys when he learns they're trying to crack the code of school popularity, since his goal is to be a respected Class Clown and make everyone laugh at his jokes, rather than laughing at him. . . . Conoce a Fred Stuart, un chico molesto pero alegre que siempre está tratando forzosamente de ser gracioso. Se hace amigo de Cris y del resto de los muchachos cuando se entera de que están intentando descifrar el código de la popularidad en la escuela, ya que su objetivo es ser un respetado "payaso de clase" y hacer que todos se rían de sus bromas, en lugar de reírse de él. . . . #illustration #ilustración #dibujo #diseño #characterdesign #diseñodepersonaje #art #arte #digitalart #artedigital #oc #character #cartoon #originalcharacter #artist

A post shared by Kevin Villamizar (@kvillart) on

Teniendo su cuenta de Instagram como su punto de inicio, Villamizar se ha dado la tarea de publicar diferentes personajes que acompañan a su protagonista, explicando poco a poco sus respectivas características y habilidades.

Puedes conocerlos en su perfil: @kvillart

davidgallardoperiodista.wordpress.com/

Escribe tu opinión