De concursante de belleza en Venezuela a candidata al Concejo de Doral en Miami

(A Todo Momento) — La venezolana Liliana Campa, de 34 años y ex candidata a Miss Venezuela, dijo que su lanzamiento a la arena política en Doral busca lograr un cambio generacional en el gobierno de ese municipio, para lo cual cuenta con el respaldo de Christie Fraga, la integrante más joven del Concejo de esa ciudad, y a quien se refirió como “un ejemplo a seguir“.

Lea también: Falleció el rapero Mac Miller a los 26 años por presunta sobredosis

Campa busca reemplazar al cubanoamericano Pete Cabrera, en el escaño 2 del Concejo. Para ese cargo también se postulan el republicano José M. Lorenzo y Carlos Pereira, un activista venezolano conocido popularmente por ser ventrílocuo y dar vida a Gochirila, un muñeco con el que ha protagonizado varias presentaciones.

Sobre los antecedentes judiciales del esposo de Campa, Carlos D’Alessandria, registrado como tesorero de la campaña de Campa, la candidata dijo que todo se debió “a un problema con una propiedad en Doral , antes de que se conocieran”.

En 2012, D’Alessandria fue declarado culpable de ”fraude organizado” por $50,000 o más y el uso fraudulento de documentos, por lo que fue condenado a una pena de hasta 10 años de prisión, según documentos judiciales.

Lea también: Édgar Ramírez, Penélope Cruz y García Bernal trabajarán en un film

D’Alessandria explicó que el crimen en el que incurrió fue fraude hipotecario por la compra de un apartamento en Doral, en 2005, en pleno “boom” inmobiliario. Añadió que la transacción se hizo a nombre de una persona que estaba en Venezuela. “Como la persona no pudo venir a firmar el cierre. Yo firmé por él”, agregó D’Alessandria. “Luego en el 2009, la propiedad perdió valor, se dejó de pagar la hipoteca. Al dejar de pagarla, esa persona dijo que no había firmado los papeles, que no había comprado nada. Y obviamente me fueron a buscar a mi”.

D’Alessandria debió pagar una restitución de $115,000 al Condado Miami Dade. Campa agregó que su esposo estuvo privado de libertad ocho meses. “El pagó las consecuencias de los errores que cometió”.

Ante las interrogantes que podría protagonizar una autoridad electa, que comparte su vida con una persona condenada por fraude, Campa respondió: “El [D’Alessandria] cometió errores como seguramente lo hemos cometido la mayoría de personas. Tomó una mala decisión y pagó las consecuencias. El estuvo ocho meses privado de su libertad”.

Lea también: Falleció el actor Burt Reynolds a los 82 años

D’Alessandria dijo el viernes que se dedica a su empresa de transporte de carga King Cargo & Logistic LLC, localizada en Doral. Descartó algún interés en inmiscuirse en los asuntos de Campa, si es que ella llegara a convertirse en concejal electa. Ambos también conducen la cadena local de restaurantes Delirio Fresh Co., especializada en comida saludable.

Precisamente en uno de esos restaurantes, Campa dijo haber iniciado su amistad con Fraga, quien mantiene una postura pol[itica distanciada del actual alcalde Juan Carlos Bermudez.

“Ella (Fraga) me está dando todo su apoyo, sus consejos”, dijo Campa. “Es una persona joven que tuvo un sueño y se propuso llegar ahi [al Concejo de Doral] y lo logró. Ver todo el cariño que le tiene la gente es muy bonito y pienso que el emprendimiento es aleccionador”.

Modelo y empresaria

Campa resaltó su trayectoria como joven emprendedora en el rubro de restaurantes en Doral. Hace cinco años abrió Delirios, negocio que ya tiene tres sedes y emplea a una veintena de personas.

“Yo no llego a la política para aprovecharme”, enfatizó Campa. ”Busco contribuir para mejorar la calidad de vida de la comunidad en la que estoy criando a mi hijo y desarrollo mi negocio(…) mi interés no es robar. Yo ya tengo de qué vivir”.

Entre 2000 y 2006, Campa estudió ingeniería de producción en la Universidad Simón Bolivar, siguiendo los pasos de su padre, el ingeniero eléctrico Mario Campa. Pero decidió viajar a Tailandia para incursionar en modelaje, animada por la experiencia previa de haber participado en Miss Venezuela.

En 2005, cuando participaba en Miss Venezuela, representando a Carabobo, Campa fue acusada de haber comprado la corona. “Incluso decían que yo tenía varios amantes”.

Campa criticó que en las últimas semanas se hayan empezado a difundir telefónicamente mensajes acusándola de lavar dinero, sin ofrecer prueba alguna. Rechazó de forma enfática haberse enrriquecido con el régimen chavista. “No soy boliburguesa“.

“Eran bajezas, estrategias sucias para hundir a una de las candidatas más fuertes“, dijo Campa. “Siento que ahora estoy viviendo lo mismo que me pasó en aquel entonces. Pero seguiré enfocada en realizar una campaña limpia“.

Escribe tu opinión