Artista Carlos Cruz-Diez murió en París a los 95 años

(A Todo Momento) — El artista plástico venezolano Carlos Cruz-Diez, considerado el padre del cinetismo, falleció este sábado en la ciudad de París, Francia, a los 95 años de edad, publica El Nacional.

“Tenemos el inmenso dolor de anunciar el deceso de nuestro amado padre, abuelo y bisabuelo, Carlos Eduardo Cruz-Diez, ocurrido el día sábado 27 de julio de 2019 en la ciudad de París, Francia. Tu amor, tu alegría, tus enseñanzas y tus colores nos acompañarán por siempre”, dice un comunicado publicado en la página web del artista.

Sus investigaciones y propuestas han aportado al arte una nueva comprensión del fenómeno cromático, convirtiéndolas en una de las más importantes del arte cinético. Logró demostrar que el color, en interacción con el observador, se convierte en una realidad autónoma que existe sin ayuda de la forma o necesidad de un soporte.

Ocho investigaciones cromáticas sustentan el trabajo de este genio artístico, quien tuvo la oportunidad de desarrollarlas a lo largo de su carrera: Couleur Additive, Physichromie, Induction Chromatique, Chromointerférence, Transchromie, Chromosaturation, Chromoscope y Couleur à l’Espace.

Lea también: Falleció la animadora Carmen Victoria Pérez

Fundó tres talleres de arte: en Caracas, París y Panamá; la Cruz-Diez Art Foundation, en Houston y recibió la Legión de Honor (Légion d’Honneur), la condecoración más importante que otorga el  gobierno de Francia, entre otros invaluables premios y reconocimientos.

Los actos fúnebres serán realizados de manera íntima y privada. La familia Cruz-Diez notificará en sus medios oficiales cuáles serán las actividades de servicios religiosos en homenaje a la vida y legado del maestro. Piden espacio, privacidad y respeto en este duro momento.

Vea también: Venezolano arriesgó su vida para salvar a una persona en Panamá

Cruz-Diez en 2017 recordó, durante una entrevista concedida a este diario, los años en los que trabajó en El Nacional y cuando les dio clase a Miguel Henrique y Mariana Otero en su taller de diseño en Quinta Crespo.

“Miguel fue un amigo de mucho tiempo. Y cuando empecé en El Nacional fue una gran experiencia, un placer. Él era un humorista y llegaba en las tardes a la redacción, se apoyaba en mi mesa de dibujo y conversábamos largos ratos”, dijo el artista.

Vea también: Fósil de cocodrilo prehistórico gigante fue hallado en Brasil

Escribe tu opinión