En pleno funeral gritó el nombre de su asesino dentro del ataúd

(Redacción a Todo Momento- Madelein Fernández) Son muchas las historias que nos sorprenden, pero la que se va a relatar a continuación se pondrá los pelos de punta, y es que mientras el funeral de una joven quien fue asesinada, se comenzaron a escuchar gritos que venían desde el ataúd, y cuando abrieron era la muchacha que no paraba de gritar el nombre de su asesino.

Una historia ocurrida en el año 2002 en El Salvador está causando furor en las redes sociales, tras contener dolor y tragedia con un extraño e inesperado final. Resulta que en dicha fecha y lugar se estaba llevando a cabo el velorio de una joven de tan sólo 17 años de edad quien había sido dada por muerta a consecuencia de un fuerte golpe en la cabeza, provocado por una fuerte caída.

La joven se llamaba Margarita Casas, su familia se encontraba destrozada y hundida en un profundo mar de llanto tras el fallecimiento de la adolescente.

El doctor que certificó la muerte de la joven se trató de su propio tío, quien también estaba presente en el funeral. También, estaba presente su novio Nicolás Calderón  quien era un poco mayor que ella, este no paraba de llorar ante la terrible perdida de su amada.El ataúd permanecía cerrado por petición de la madre.

Pero no todo era lo que parecía hasta aquí. Cuando el tío estaba en pleno discurso, el novio se levantó repentinamente y empezó a gritar “¡Está viva!”, por lo que procedió a abrir el ataúd y empezó a romperlo para liberar a su novia, mientras todos se quedaron sorprendidos e impedían que él siguiera.

Sin embargo, el novio no se detuvo y liberó a Margarita, quien estaba completamente viva y gritaba el nombre de su tío muchas veces, hasta que empezó a decir que había sido su tío quien la había golpeado.

Resulta que su tío había abusado sexualmente de ella y la había golpeado durante horas hasta que recibió el golpe en la cabeza que la hizo perder la razón.

Los cuerpos de seguridad intentaron apresar de inmediato al tío por intento de homicidio, violación y por casi enterrar a su sobrina viva. Como si no fuera poco, la policía descubrió que también era culpable de la desaparición de tres chicas más, pero el sujeto logró escapar  y aún sigue suelto.

ataud

Escribe tu opinión