Empresas españolas aumentan inversiones en Latinoamérica con excepción de Venezuela

Foto: EFE

(A Todo Momento) — Las empresas españolas aumentarán inversiones en Latinoamérica con la excepción de Venezuela que atraviesa una situación de inestabilidad política y jurídica que aleja a los inversores según se observa en el informe del IE Business School.

La tendencia entre las 106 empresas consultadas entre septiembre y diciembre pasados apunta que la inversión subirá en doce países: México, la República Dominicana, Costa Rica, Panamá, Colombia, Ecuador, Perú, Bolivia, Brasil, Paraguay, Chile y Uruguay.

Y se mantendrá en el resto, incluida Nicaragua, según la 12ª edición de Panorama de la Inversión Española en Iberoamérica, presentada por el profesor de Economía Carlos Martínez Lázaro en las sede de la Casa de América.

Sin embargo, la visión empresarial sobre la economía nicaragüense baja 0,85 puntos en 2019 en comparación con 2018, hasta 2,15 puntos de cinco posibles, debido a la “profunda crisis política” que vive el país desde abril pasado, cuando comenzaron las protestas ciudadanas contra el Gobierno.

La confianza económica “se derrumba” más aún en el caso de Argentina por los efectos de la crisis cambiaria, pierde 1,5 puntos y desciende del octavo al penúltimo puesto, con 2,05 puntos. Y Venezuela, en caída libre, cierra la lista con 1,5 puntos.

Venezuela padece desde hace tiempo una situación económica, política, social y humanitaria “desastrosa”, sintetizó Martínez Lázaro.

Colombia (3,89 puntos) y Chile (3,88) serán las economías con mejor comportamiento durante 2019, según los empresarios españoles, seguidas por Panamá (3,68), Perú (3,66), Uruguay (3,51) y México (3,46), aunque la percepción empeora prácticamente para toda Iberoamérica.

Preguntadas por los efectos de la economía mundial en la región, un 45 % de las empresas españolas creen que afectará positivamente, aunque el 38 % opina lo contrario.

La guerra comercial entre China y Estados Unidos, la fortaleza del dólar y la política monetaria estadounidense son algunos de los elementos que más podrían influir.

En estas circunstancias, un 76 % de las empresas creen que su facturación crecerá en Iberoamérica en los tres años próximos.

La proporción de compañías que prevén que sus negocios iberoamericanos superarán al mercado español en el medio plazo de tres años se mantiene elevada (62 % de las grandes empresas y 41 % de las pymes), pero baja respecto a un año antes (68 % y 47 %, respectivamente).

Mientras tres cuartas partes piensan aumentar las inversiones este año en la región, un 23 % las mantendrán y tan solo un 1 % las reducirán.

Entre las que piensan invertir más, el 55 % lo harán con sus propios negocios; y el 43 % prevén, además, adquisiciones, indica el informe, elaborado con la colaboración de Llorente & Cuenca e Iberia.

Según Martínez Lázaro, México es de nuevo donde más empresas piensan invertir, por delante de Colombia, Perú, Chile y Brasil. En el resto, el numero de compañías que quieren ampliar negocio es menor y similar al de aquellas que se mantendrán estables.

A pesar de un entorno menos propicio, la gran mayoría prevén incrementar inversiones, pues su presencia es “estratégica”, explicó.

La importancia del mercado interno de cada país sigue siendo la principal ventaja, un factor que sube diez puntos con respecto a 2018, hasta el 88 % de respuestas, debido al crecimiento económico y el aumento de las clases medias.

El secretario español de Estado de Cooperación Internacional, Juan Pablo de Laiglesia, reiteró que Iberoamérica es la “gran prioridad”, junto a Europa y el Mediterráneo, de la política exterior de España, basada en la “universalidad y la inclusividad”, la defensa del Estado de Derecho y una actitud dialogante en situaciones de crisis.

Lea también: Se produjo incendio en estación Ero de PDVSA en Monagas

España se mantiene como segundo mayor inversor mundial en Latinoamérica, con 57.000 millones de euros hasta 2016.

Pero en tiempos de inestabilidad política y desacelaración económica o “desapego al Estado de Derecho en algunos países”, explicó De Laiglesia, se producen amenazas para la inversión.

Por EFE

Escribe tu opinión