Maduro mantiene una política económica enfocada en dejar sin efectivo a la banca

(A Todo Momento) — El economista venezolano Luis Oliveros aseguró este lunes que el régimen de Nicolás Maduro todavía “no entiende” cuáles son las medidas que debe ejecutar para frenar la inflación en el país.

“Venezuela tiene una economía empobrecida que se dolariza a pasos agigantados. El régimen no tiene credibilidad y sigue con los errores del pasado”, dijo en una entrevista con el periodista César Miguel Rondón.

Indicó que en 2019 se registrará una inflación mucho menor en comparación con la de 2018, año en que se ubicó en 2.000.000%, según datos de la Asamblea Nacional.

El índice de inflación puede cerrar en 8.000%, aseguró Oliveros; sin embargo, dijo que es extremadamente alto si se compara con las cifras registradas en el resto del mundo.

Agregó que la inflación mensual en septiembre y octubre posiblemente se ubicará entre 35% y 40%.

El economista enfatizó que el régimen de Maduro mantiene una política económica enfocada en dejar sin efectivo a la banca aumentando el encaje legal.

“Eso generó algún tipo de estabilidad cambiaría e inflacionaria por muy poco tiempo. Ahora, cada vez que Pdvsa o cualquier ministerio necesite pagarle a sus proveedores, automáticamente tendremos saltos e inestabilidad en la tasa cambiaría”, explicó.

Oliveros manifestó que la situación no va a mejorar en el corto o mediano plazo si no hay un cambio político. Además, criticó que el régimen de Maduro prometa nuevamente mayor producción petrolera y estabilidad económica para el 2020.

“Prometer un incremento de producción petrolera de Venezuela y bienestar económico es lo mismo que han prometido cuando Maduro llego al poder”, recordó.

Segundo semestre de 2019: mayor impacto

Oliveros afirmó que en el segundo semestre de 2019 habrá mayor impacto negativo en la economía venezolana.

A esta situación se le sumará el efecto que tendrán las sanciones que recientemente amplió el gobierno de Estados Unidos en contra del régimen chavista.

“Es imposible pensar en una recuperación económica”, señaló.

Explicó que las recientes sanciones generarán más problemas al sector privado en el país que tiene claro que sus cuentas bancarias en Estados Unidos pueden ser cerradas.

Agregó que las empresas norteamericanas podrían cesar sus operaciones en Venezuela para evitar inconvenientes con Donald Trump.

El Nacional

Escribe tu opinión