Maduro vende petróleo a una pequeña empresa turca

(A Todo Momento) — Con las sanciones de Estados Unidos impidiendo que el régimen de Nicolás Maduro venda petróleo a ese país, la estatal petrolera PDVSA ha recurrido a varios compradores poco conocidos que incluyen una pequeña empresa turca sin refinerías pero con vínculos con el chavismo, según documentos internos y una fuente de la compañía.

Hasta hace poco, varias de las firmas petroleras y refinadoras más grandes del mundo, incluida las estadounidenses Chevron y Valero Energy, hacían fila para cargar crudo venezolano, mientras PDVSA escrutaba rigurosamente a sus potenciales compradores para asegurarse de que tuvieran capacidad de pago.

Pero las sanciones impuestas en enero por Estados Unidos en un esfuerzo por empujar la salida de Maduro del poder han ahuyentado a muchos de esos clientes. Las exportaciones de PDVSA se han desplomado más de un quinto desde que las sanciones, de acuerdo con registros de la compañía y los datos de Refinitiv Eikon. Sus mayores compradores son empresas chinas e indias.

Tres fuentes con conocimiento del tema dijeron a Reuters que una reunión de la junta directiva de PDVSA el 14 de marzo eliminó temporalmente el requisito de que nuevos clientes y proveedores tuvieran al menos dos años de experiencia en la industria petrolera.

Ni PDVSA ni el Ministerio de Petróleo de Venezuela respondieron a las solicitudes de comentarios.

Lea también: Irán enriqueció uranio por encima del límite pactado

En medio de los cambios, la empresa turca Grupo Iveex Insaat comenzó a comprar petróleo venezolano en abril, de acuerdo con la programación de carga de PDVSA y los informes internos sobre exportaciones e importaciones de la primera mitad del año revisados por Reuters.

Registros de la Cámara de Comercio de Estambul muestran que el Grupo Iveex Insaat se formó hace menos de un año con un capital de solo 10.000 liras (cerca de 1.775 dólares) y la “construcción residencial” mencionada como su principal actividad.

De acuerdo con los documentos internos de PDVSA, Iveex fue una de las cinco firmas que se postularon para cargar crudo mejorado venezolano desde abril a junio. Iveex cargó cuatro cargamentos de crudo y productos venezolanos en abril, equivalente a poco menos del 8% de las exportaciones de petróleo de Venezuela, nada en mayo o junio, según documentos de PDVSA.

Los registros de la compañía turca muestran que Iveex Insaat es propiedad de Miguel Silva, un empresario venezolano que dirige la Cámara de Exportadores de Venezuela y que también se desempeñó en la administración de Maduro en un cargo en el Ministerio de Vivienda.

Reuters no pudo determinar los términos bajo los cuáles Iveex Insaat está recibiendo petróleo venezolano. Tampoco fue posible confirmar quién finalmente compraría y refinaría el crudo, ya que la empresa no tiene refinerías.

Lea también: Rusia apoya diálogo entre el chavismo y la oposición

Ni Iveex Insaat Group ni Silva respondieron a las solicitudes de comentarios.

Una fuente de PDVSA, otra de una firma naviera y de inspección marítima —que declinaron dar sus nombres— dijeron a Reuters que Iveex había acordado entregar combustibles a PDVSA a cambio de petróleo venezolano.

Con su red de refinación trabajando a baja capacidad por demoras en planes de mantenimiento, falta de crudo y frecuentes incidentes, la nación socia de la OPEP ha enfrentado problemas de escasez de combustible en meses recientes.

Las otras dos compañías que comenzaron a fletar crudo de PDVSA desde que se impusieron las sanciones son Melaj Offshore Corp, registrada en Panamá; y Sahara Energy, una unidad de Sahara Group, basada en Nigeria. Los dos cargamentos petroleros de PDVSA se hicieron poco después de que se anunciaran las sanciones, según muestran documentos internos de la compañía.

Sahara Energy no respondió a correos electrónicos y llamadas para solicitar comentarios. Reuters no pudo encontrar los datos de contacto de Melaj.

Lea más en Reuters

Escribe tu opinión