La crisis económica atenta contra el Día de las Madres

(A Todo Momento) — Para José Rondón, un chofer que “piratea” en la línea Veritas, el “entusiasmo de homenajear a las madres no se pierde, lo que desaparece es la celebración”, pues la crisis hace que los hijos se vayan del país y los “pocos que quedan”, prefieran asegurar una comida para la familia que comprar una rosa o algo para una muda de ropa para la mujer que los trajo al mundo. Reseñó laverdad.com

Lea también: Metro de Caracas tendrá que reajustar tarifas por reconversión monetaria

El tradicional arreglo floral para mamá es “difícil” de comprar, pues una sola rosa cuesta 750 mil bolívares y ya las vendedoras que en otros tiempos se paraban en las principales esquinas de la ciudad, desaparecieron.

La tradicional reunión de cada segundo domingo de mayo en la casa de mamá con una parrilla, en la que cada hermano o hermana aportaba algo, quedó atrás pues el kilo de carne cuesta tres millones de bolívares, igual que el kilo de chorizo. Para algunos una sopa de costilla puede ser la solución, pero el problema es que la diferencia con lo anterior no es mucha.

A todo eso se suma la diáspora. La partida de algunos hijos a otras latitudes dificulta la popular “vaca” en la que todos reúnen para cubrir los gastos el día de la celebración. Para Johan Sánchez es más fácil depositarle a su madre desde Chile para que ella compre un par de zapatos o lo que ella quiera. Sin embargo, su madre optó por lo práctico y compró comida.

Lea también: Pronósticos para la economía venezolana luego de las elecciones presidenciales

Escribe tu opinión