¿Guerra con hambre? Se necesitan más de USD 144 millones para comprar fusiles a milicianos

Tras el anuncio del presidente Nicolás Maduro de elevar a 500 mil el número de milicianos adscritos a la Fuerza Armada Nacional, el Gobierno se verá obligado a invertir una importante cantidad de recursos que bien pudieran ser utilizados para abastecer al mercado de alimentos y medicinas.

“Ya he aprobado los recursos al ministro de la Defensa para expandir este año la milicia nacional bolivariana a 500.000 milicianos. Vamos a garantizar que cada uno de ellos cuente con todos sus equipos, con un fusil para cada miliciano y miliciana. Están aprobados los recursos”, dijo Maduro desde el Palacio de Miraflores. “Más temprano que tarde iremos a la organización y entrenamiento de un millón de milicianos y milicianas, organizados, entrenados y armados para defender la paz, la soberanía e independencia de la Patria”, precisó.

El anuncio significa que este año serán incorporados más de 120 mil integrantes a esta fuerza paralela, tomando en cuenta que según el Gobierno Nacional ya existen unos 379 mil milicianos. Ahora bien, de haberse aprobado los recursos para el equipamiento de los nuevos miembros de la Milicia, el Ejecutivo tendría que haber traspasado al Ministerio de Defensa entre 144 y 181 millones de dólares solo para la compra de las armas.

El monto se desprende del costo que tienen en el mercado armamentista mundial los fusiles FAL 7,60 NATO y AK 103 utilizados por las fuerzas armadas venezolanas, publicó Descifrado. Según el país proveedor, el costo de cada AK 103 varía entre 1.000 y 1.500 dólares, aun cuando en el mercado negro el costo puede alcanzar los 2.800 dólares y en países en guerra no declarada como Afganistán, el valor puede caer hasta los 600 dólares.

En cuando al FAL, el costo también varía según la nación de procedencia, pero por lo general el precio oscila entre 1.100 y 1.400 dólares. A estos gastos habría que añadir otros como municiones, otros armamentos, vehículos de transporte, uniformes, sueldos y alimentación, por solo mencionar los más esenciales.

Escribe tu opinión