Empresas privadas deben correr con los aumentos mientras que sector público sufre retrasos salariales

(Redacción de A Todo Momento – Daniela Cadena) Mientras la empresa privada debe cumplir de inmediato los aumentos del salario mínimo y del ticket de alimentos decretados por el Ejecutivo, organismos de la administración pública centralizada y descentralizada presentan retrasos desde febrero pasado en el pago del bono de alimentación y los incrementos de la escala de sueldos, afirmaron dirigentes sindicales a el diario El Nacional.

La situación de la deuda gubernamental, que involucra a más de 2 millones de empleados, es calificada de compleja debido a que hay instituciones que no han cancelado las alzas del tabulador salarial de 20% y 30% decretados en febrero y mayo de este año, indicó Serbando Carbone, directivo de la Federación Nacional de Trabajadores del Sector Público.

En otras instituciones, agregó, cancelan 6.975 bolívares mensuales por concepto de ticket alimentación, a pesar de que el Ejecutivo lo aumentó a 7.865 bolívares, con el pase de la unidad tributaria de 150 a 177 bolívares en febrero de 2016.

También se elevó la base de cálculo de 1,5 a 2,5 unidades tributarias, lo que dejó el ticket en 13.265 bolívares mensuales. El 1° de mayo subió a 3,5 unidades y el bono se situó en 18.585 bolívares, y desde el 1° de agosto a 8 unidades tributarias con lo que el beneficio llega a 42.480 bolívares.

Esta última decisión está en la Gaceta Oficial 40965 del 12 de agosto, que publica el alza de 50% del salario mínimo, el cual es el primer tramo de la escala de sueldos del sector público a partir del 1° de septiembre próximo, y lo coloca en 22.576,72 bolívares.

Con información de El Nacional

Escribe tu opinión