Anuncian plan de inspección para impedir desvío y avances de efectivo

(A Todo Momento – El Pitazo) -. El ministro de Economía y Finanzas, Ramón Lobo, y el ministro de Interior y Justicia, Nestor Reverol, informaron sobre el inicio de un plan nacional de inspecciones que se desarrollará en tres fases desde este 11 de septiembre y hasta el 31 de diciembre para impedir que se desvíe el dinero en efectivo y se hagan avances cobrando altos porcentajes.

Ambos funcionarios recordaron que la modalidad implementada por comerciantes e incluso por entidades financieras de manera clandestina constituye un delito y “atenta contra el cono monetario”.

El titular de Interior y Justicia, Néstor Reverol, dijo que las visitas no serán anunciadas; “serán de forma sorpresiva” e incluirán a grandes y pequeños comercios, entidades bancarias y centros comerciales, es decir, aquellos locales en donde funcione el mecanismo de pago electrónico.

A la jornada de inspecciones se sumarán la Sudeban, fiscales de la Sundde, del Seniat, Ministerio Público y los representantes de los diferentes cuerpos de seguridad del Estado.

Reverol específicó que en las visitas constatarán que las remesas despachadas por el Banco Central de Venezuela (BCV) sean distribuidas de manera justa y no se desvíen a particulares que luego utilizan el efectivo como una mercancía para sacarle ganancia. La Sundde hará inspecciones en comercios para verificar si están reteniendo el efectivo. Asimismo, inspeccionarán algunos comercios para investigar supuestos alquileres de puntos de venta. “Verificaremos que las ventas correspondan a los ingresos del día”, específico Reverol.

El representante ministerial indicó que hasta la fecha la Sudeban maneja cerca de 400 casos por irregularidades en el manejo de efectivo, los cuales están siendo investigados. Advirtió que podrán, incluso, incautar bienes a quienes trafiquen con el dinero en efectivo.

El funcionario hizo un llamado a los comerciantes para que dejen de incurrir en estas prácticas y también a los trabajadores de la banca para que no se presten para estos delitos en función de obtener un beneficio y lucrar.

Los avances en efectivo constituyen una modalidad que se ha impuesto en Venezuela desde hace algún tiempo y que se agudizó entre 2016 y lo que va de 2017, ante la imposibilidad de los ciudadanos de obtener el dinero en la banca pública o privada, bien sea por la no disponibilidad, por el bajo límite de entrega o por el mal servicio. Los comercios se dan a la tarea de cobrar entre 15 y 20 por ciento y hasta más por dispensar el dinero en efectivo a sus clientes, pasando previamente las tarjetas por los puntos de venta.

Vía El Pitazo 

Escribe tu opinión