Descubren tratamiento oral que reduce las consecuencias de un infarto

En un centro español, científicos han demostrado a través de un ensayo con ratas la efectividad de un tratamiento oral que reduce las consecuencias del infarto de miocardio sobre la función del corazón, incluso si la medicación se administra un día después del infarto.

El grupo liderado por David Gacía-Dorado, hizo pruebas con ratas, demostrando por primera vez que es posible la inhibición crónica de las calpaínas (unas enzimas activadas por el aumento del calcio intracelular) mediante un tratamiento oral que atenua los daños en el corazón tras un infarto agudo de miocardio.

Para el estudio se utilizó un modelo de infarto por oclusión coronaria transitoria en ratas para demostrar que las calpaínas persisten sobreactivadas durante las semanas siguientes a un infarto.

“La administración oral diaria de un nuevo inhibidor de las calpaínas previene esta sobreactivación, reduce el remodelado ventricular y mejora la función contráctil a los 21 días del infarto, resumió Javier Inserte, investigador del VHIR.

De acuerdo con Inserte, el medicamento experimentado disminuye la hipertrofia, la fibrosis y la inflamación en el miocardio no infartado.

Escribe tu opinión