El violento nocaut en la UFC que dejó el ring teñido de rojo

(A Todo Momento) — No hay lugar para los débiles en las Artes Marciales Mixtas. Y el violento nocaut que se vio este martes en Las Vegas es una nueva prueba: el duelo entre Don’Tale Mayes y Mitchell Sipe fue un baño de sangre, no apto para impresionables. Reseñó El Clarín.

Lea también: La Roma advierte al Barcelona: “Queremos a Messi”

Mayes venció a Sipe sobre un charco de sangre. Primero le pegó con el codo y le abrió la ceja a su rival -una zona que sangra mucho-. A partir de ese momento, la lona de la jaula del centro de entrenamiento de la compañía UFC empezó a teñirse de rojo.

Para Sipe era muy complejo librarse de cada agarre o sumisión de su rival con todo el rostro ensangrentado. Y aunque Mayes también finalizó con varias heridas en su cara, se quedó con la victoria en la segunda ronda. El árbitro decidió detener el combate ante el estado de Sipe, que no paraba de perder sangre.

“Me siento maravilloso, estoy muy feliz”, declaró Don’Tale una vez finalizada la pelea.

Lea también: La vinotinto perdió la final y quedó con medalla de plata

Lea también: La brutal patada que recibió beisbolista durante un juego

Escribe tu opinión