PORTUGAL SE ENCOMIENDA A CRISTIANO PARA LOGRAR PASE A OCTAVOS DE FINAL

El juego individual de Cristiano Ronaldo es el último argumento que le queda a la selección dirigida por Paulo Bento para apostar a un milagro. Portugal necesita derrotar hoy a Ghana en Brasilia, con contundencia, y ligar una victoria de Alemania para hacer realidad el milagro de pasar de ronda en el Mundial de Brasil 2014.

Sin sus dos delanteros, Helder Postiga y Hugo Almeida y sin su lateral izquierdo, Fabio Coentrao, todos ausentes por lesión, el estratega tendrá que confiar más que nunca en una gran tarde de su estrella principal para que no se consume el descalabro del conjunto europeo en la primera ronda del certamen.

Bento, ante semejante circunstancia, tendrá  que volver a echar mano de Eder, un atacante tosco y de pocas garantías al que le ha costado el juego asociado con el resto del equipo.

También se ve obligado el técnico portugués a confiar en William Carvalho para que lleve el peso del juego en la mitad de la cancha, y desplazar a Miguel Veloso al lateral izquierdo ante los problemas físicos de André Almeida. En esta jornada regresará Pepe de su suspensión, aunque aún no se sabe si jugará.

Y todo esto, sin contar con que el rival que tendrá enfrente es el equipo africano que mejor se ha mostrado durante la Copa de Brasil.

Ordenados para defender, rápidos con el balón, y muy potentes en el ataque, Ghana logró empatarle a Alemania en uno de los partidos más vibrantes del torneo y se tranzó en un duro duelo táctico con Estados Unidos, en el que mereció mejor suerte.

El equipo de James Apiah se encomendará a su jugador más importante, el delantero Asamoah Gyan, quien combinado con los peligrosos André Ayew y Kwadwoh Asamoah, se convertirán en un dolor de cabeza para la media cancha portuguesa.

Los ghaneses también van obligados a ganar. Portugal necesita vencer por tres o más goles y esperar el favor alemán sobre Estados Unidos; mientras que los africanos tienen que ganar y ligar que Alemania también los ayude batiendo a los estadounidenses.

Los culpables somos los jugadores, que somos los que jugamos y tomamos las buenas y las malas decisiones. El jueves, pase lo que pase, seremos hombres para asumir lo que suceda y dar la cara”, aseveró Joao Pereira, lateral derecho lusitano.

Lo que pase al final de la jornada dependerá en buena medida de que Cristiano Ronaldo haya aparecido, y los ayude a gestar el milagro de la clasificación.

El Nacional.

Escribe tu opinión