Las 10 heridas de guerra más escalofriantes del fútbol

Marca

(A Todo Momento – Marca) -. El pasado sábado, Ederson, portero del Manchester City, recibió una escalofriante entrada por parte de Mané que le dejó varios puntos de sutura. Repasamos otras impactantes heridas que se han visto a lo largo de la historia del fútbol.

Mane deja varios puntos de sutura a Ederson

Tuvo lugar el pasado fin de semana. Durante el partido disputado en el Etihad Stadium entre el Manchester City y el Liverpool, que terminó con victoria por 5-0 por parte de los blues, Sadio Mane puso la pierna en la cara a Ederson dejándole una tremenda herida en la cara.

El codazo de Tassoti a Luis Enrique

Probablemente el más recordado por los aficionados españoles. España luchaba por clasificarse a las semfinales del Mundial de Estados Unidos 1994. La Selección entrenada por Javier Clemente perdía por 2-1 ante Italia y estaba atacando con todo, cuando en un centro al área, Luis Enrique recibió un flagrante codazo de Tassoti que el arbitro ignoró. El exentrenador del Barcelona acabó desesperado y llorando de la impotencia y España fue eliminada.

Duk deja una importante brecha a Neymar

En el partido entre Brasil y Bolivia de clasificación para el Mundial de Rusia, disputado en octubre de 2016, la ‘Verdeamarelha’ ganaba con rotundidad y Neymar ya había hecho frente a varias entradas bastante feas por parte de los rivales. En el minuto 67, el actual jugador del PSG intentó regatear a Duk y este le dio un tremendo codazo que le dejó la cara totalmente ensangrentada.

Lea también: Robeilys Peinado sorprendida por ganar medalla en salto de garrocha

La horrible lesión de Ewald Lienen

Una de las imágenes más recordadas de la historia del fútbol. Durante un Werder Bremen- Arminia Bielefeld de la temporada 81/82, los tacos del jugador del equipo local Siegmann abrieron una impresionante raja de 25 centimetros en el muslo de Lienen. El jugador del Bielefeld se levantó y fue a por el entrenador del BremenOtto Rehhagel, al que acusó de haberle mandado lesionar.

El espeluznante pisotón de Simeone a Julen Guerrero

Una imagen muy recordada por los aficionados al fútbol español. En diciembre de 1996, en el viejo San Mamés, se enfrentaban el Athletic de Bilbao y el Atlético de Madrid, cuando en una jugada Simeone iba protegiendo el balón y pegó un pisotón al muslo de Julen Guerrero, que le dejó un agujero importante. El ‘Cholo‘ había sufrido lo mismo en sus carnes unos meses antes, cuando Fernando Coutole dejó un ‘regalo’ parecido, pero el argentino impidió que el Atlético denunciara. “Lo que pasa en el campo, se queda en el campo“.

El pisotón de Lapadula a Hart

En la temporada 2016/17, el portero Joe Hart jugó cedido en el Torino. En un partido contra el MilánLapadula fue a por un balón, pero el guardameta inglés llegó antes. Como resultado, el delantero italiano pisó la cabeza de Hart y le hizo una gran brecha en la cabeza.

Codazo de Ramos a Mandzukic

En los últimos años, el Atlético y el Real Madrid se han enfrentado en numerosas ocasiones. En la ida de cuartos de final de la Champions de la temporada 2014/15, ambos equipos empataron a 0 en el Calderón, en un partido que fue muy intenso. Mandzukic se las tuvo tiesas con Carvajal Ramos y en un centro de Griezmann, el central andaluz le dio un codazo al croata que le dejó la cara totalmente ensangrentada.

Lea también: Indios de Cleveland arrasan contra Tigres de Detroit

David Navarro casi deja sin vista a Cristiano

Durante la época en la que José Mourinho fue entrenador del Real Madrid, los partidos contra el Levante en el Ciudad de Valencia fueron especialmente duros. Los valencianos contaban en su defensa con centrales con jerarquia como Ballesteros David Navarro, que no se casaban con nadie. Precisamente Navarro fue el autor de un codazo que abrió una brecha a Cristiano, que se tuvo que retirar en el descanso debido a los mareos, tras haber marcado un gol unos minutos antes.

Terry Butcher juega todo el partido ensangrentado

Durante un partido entre Suecia e Inglaterra, clasificatorio para el Mundial de Italia de 1990, el central inglés Terry Butcher recibió un codazo en la frente que le hizo sangrar de manera abundante. En una imagen icónica, el jugador aguantó los 90 minutos con la camiseta totalmente ensangrentada.

Hugo Rodallega pisa con los tacos a Rooney

(Vía Marca) 

Escribe tu opinión