Gareth Bale, tiene como objetivo El Clásico

Gareth Bale quiere jugar el Clásico y para ello está trabajando estos días en la Ciudad Deportiva de Valdebebas. El galés no sufre ninguna lesión en el sóleo ni arrastra molestia muscular alguna. Todo el dolor que tiene nace en el tobillo y es fruto de la operación y la lesión que se produjo el pasado mes de noviembre.

Bale forzó la máquina y apretó al máximo para poder volver a los terrenos de juego antes de lo previsto, objetivo que cumplió pero que ha provocado que desde el día de su vuelta juegue con un dolor que muchas veces se produce cerca del sóleo, pero que es irradiado. Es decir, que nace en otra parte del cuerpo, en este caso en el tobillo.

Molestias desde el primer día

El galés juega con esas molestias desde el día de su reaparición, por eso no se ha visto su mejor versión sobre el terreno de juego. No obstante, alternando partidos y entrenamientos ha ido intentado solventar esos problemas junto con su fisio de confianza, Jaime Benito. En Múnich, durante el transcurso de la primera parte, ese dolor fue a más, de ahí que Zidane decidiera sustituirle aunque Bale, tal y como se apreció en las imágenes de televisión, quería seguir sobre el terreno de juego. Pero Zizou aplicó su política de riesgo cero con Gareth y le sacó del terreno de juego, dando entrada a Asensio.

Ante el Barça como sea 

Ya en Madrid, las pruebas a las que fue sometido confirmaron que no tiene ninguna lesión muscular, motivo por el cual el club decidió no hacer público ningún parte médico. Eso sí, se tomó la decisión de parar al futbolista galés para que solucionara esos problemas y pudiera afrontar el tramo decisivo de la temporada al cien por cien. No jugó en Gijón, no estará ante el Bayern pero quiere estar ante el Barça como sea. Y para ello trabaja duro estos días en Valdebebas.

Información Diario Marca

Escribe tu opinión