El paranormal efecto que hizo el balón durante un partido del Chapecoense

(A Todo Momento) — Es creer o reventar, la imagen habla por sí sola, un movimiento del balón durante el partido entre Chapecoense y Atlético Mineiro tiene atónitos a todos en las redes sociales.

En el partido disputado en el estadio Arena Condá, casa del club que fue víctima de un trágico accidente aéreo en noviembre de 2016, la pelota tuvo un comportamiento tan extraño que a los usuarios les resultó imposible no asociarlo con un suceso paranormal.

Ocurrió durante el minuto 41, en un tiro de esquina a favor del Chape ejecutado por Diego Torres, donde el esférico hizo una extraña parábola en su trayectoria hasta el área. Fue un movimiento casi imperceptible para los que estaban presentes en la cancha, pero muy notorio al ver la repetición en cámara lenta.

El balón parecía estar cayendo hasta que hace un pequeño rebote en el aire y continúa su trayectoria. La jugada terminó con un remate alto de un jugador del equipo verde.

Lea también: Captan a Sophie Turner “practicandole” sexo oral a Joe Jonas

Tras ver las imágenes, muchos se preguntan los motivos por de este inexplicable suceso. “No se olviden que este estadio tiene una energía muy fuerte, allí se realizó el funeral de varias personas”, comentó un usuario.

Varios emparentaron este suceso paranormal con el accidente que sufrió el plantel de Chapecoense cuando viajaba a Medellín a disputar el partido de ida de la final de la Copa Sudamericana. Aquella tragedia le costó la vida a 71 de los 77 ocupantes de la aeronave, entre ellos 19 futbolistas. ? De los 22 jugadores que estaban en el avión, solamente sobrevivieron Jakson Follmann (le amputaron su pierna derecha), Alan Ruschel y Neto.

Según comentó a Globoesporte el profesor de física del Instituto Federal de Santa Catarina, Alencar Migliavacca, es posible encontrar una explicación a dicho fenómeno, pero solo con un estudio más profundo.

“En principio, no parece un ‘efecto Magnus’, que es cuando la rotación de un objeto afecta a la trayectoria del mismo, porque fue muy repentina. Parece una colisión con algo en ese momento, lo cual sería posible, pero tampoco parece haber nada que se acerque o se aleje al objeto. Es muy probable que haya una corriente de aire en esa dirección que, por diferencia de presión, aplicó una fuerza en la pelota cambiando su vector de velocidad”, explicó.

Con información de Infobae.com

Escribe tu opinión