Lo que alega Chapecoense y a lo que se agarran en Lanús

El posible caso de alineación indebida de Luiz Otávio puede ser decisivo en el grupo 7 de la Copa Libertadores. El central brasileño jugó los 90 minutos con Chapecoense pese a haber visto la tarjeta roja la jornada anterior frente a Nacional, siendo además decisivo al marcar el gol del triunfo de los brasileños en el tramo final del encuentro (1-2).

Chapecoense justifica que la sanción ya se había cumplido al haberse perdido la vuelta de la Recopa Sudamericana, en la que perdieron por 4-1 ante Atlético Nacional y no habérseles informado de forma oficial de que la sanción era de tres y no de un encuentro. El presidente Plínio David De Nes asumió la responsabilidad de la decisión: “No hubo comunicado oficial en ningún momento. Tenemos evidencia de ello. Tanto es así que estamos tranquilos por este motivo. Fue mi decisión, como presidente del club, salir al campo con los jugadores que estaban programados para jugar”, afirmó, tajante.

Por otro lado está Lanús

Una alineación indebida supondría que le dieran el partido por ganado (3-0), por lo que su clasificación a la siguiente fase de la Libertadores ya sería un hecho: el equipo argentino sumaría 10 puntos por los cuatro en los que se quedaría la Chape, aunque todo apunta a que también sería eliminado de la competición.

Para que la CONMEBOL juzgue el caso, eso sí, será necesaria la reclamación de Lanús, algo que el propio equipo confirmó que hará mediante su presidente, Nicolás Russo: “Conmebol nos dijo que el jugador no estaba autorizado para jugar, vamos a hacer el reclamo”, dijo, respaldándose en el artículo 23 del Reglamento Disciplinario de la CONMEBOL.

Información Diario As

Escribe tu opinión