Citigroup liquidó oro venezolano y depositó recursos en cuenta a la que no accede el chavismo

(A Todo Momento) — Citigroup Inc. liquidó una transacción de swap de oro de Venezuela y planea vender el metal que recibió como garantía, al mismo tiempo que deposita alrededor de $ 260 millones en una cuenta de EEUU anteriormente controlada por el Banco Central de Venezuela, según cuatro personas con conocimiento directo del asunto.

Por Patricia Laya y Jennifer Surane | Bloomberg 

Después de que el BCV no cumplió con la fecha límite del 11 de marzo para recomprar oro de Citigroup por casi $ 1.1 mil millones como parte de un acuerdo de financiamiento firmado en 2015, la diferencia en el precio desde que se adquirió el oro hasta los niveles actuales se depositará en una cuenta, dijo la fuente, que pidió no ser nombrada hablando de una transacción privada.

El desarrollo representa otro golpe financiero para el asediado régimen de Maduro. No podrá acceder al efectivo depositado en la cuenta de los EEUU y, en última instancia, podría ver cómo se entrega el dinero al gobierno que está formando el líder opositor Juan Guaidó.

Si bien Maduro ha logrado mantener un dominio absoluto sobre el poder en el terreno (aún controla el ejército, los tribunales y la burocracia gubernamental), Guaidó está aprovechando el apoyo que tiene de docenas de países para reclamar lentamente los activos financieros de Venezuela en el extranjero. Guaidó, que busca derrocar al autocrático Maduro, ha arrebatado el control del refinador Citgo Petroleum Corp, con sede en Houston, de Petróleos de Venezuela SA y también está asumiendo el control de bienes raíces diplomáticos. Y lo que es más importante, ha ganado acceso a dinero en efectivo, que promete usar para aliviar una crisis humanitaria en el país.

Si bien no se han dado detalles sobre las cuentas de los Estados Unidos, la Asamblea Nacional de Venezuela controlada por la oposición dijo que identificó $ 3,2 mil millones de fondos que se mantienen en 20 cuentas bancarias en los Estados Unidos que pertenecen a la nación. A principios de este año, el Banco de Inglaterra se negó a devolver $ 1.200 millones en oro.

En respuesta a la liquidación de Citigroup, el BCV está sopesando las opciones, incluida una declaración de fuerza mayor, un estado legal comúnmente utilizado en la industria de productos básicos que lo protege de la responsabilidad si no puede cumplir un contrato por razones fuera de su control. Las sanciones le impidieron recaudar el dinero que necesitaba para pagar el oro. Otro canje vence el próximo año, dijo una de las personas.

El portavoz de Citigroup, Daniel Díaz, declinó hacer comentarios. Un funcionario de prensa del BCV no respondió a las solicitudes de comentarios.
Maduro dilapidó más del 40 por ciento de las reservas de oro de Venezuela el año pasado, vendiendo a firmas en los Emiratos Árabes Unidos y Turquía en un intento desesperado por financiar programas gubernamentales y pagar a los acreedores. La presión de Guaidó y de EEUU descarriló los planes de su administración de enviar más oro a los compradores en los Emiratos Árabes Unidos el mes pasado.

El martes, Estados Unidos sancionó al productor estatal de oro, Minerven, y describió el comercio de metales preciosos como algo esencial para la capacidad de Maduro de mantener la lealtad de los militares. Al BCV le quedan $ 8,7 mil millones de reservas internacionales, muchas de las cuales se mantienen en oro físico.

Citigroup, que ha estado en Venezuela desde 1917, atiende a las principales empresas multinacionales y clientes ricos, según su sitio web.

Escribe tu opinión