Los 94 años de Carlos Cruz-Diez: El maestro del cinetismo y el color

(A Todo Momento – Globovisión) – Carlos Cruz-Diez es una de esas personas por las que toda Venezuela se siente orgullosa. Además es reconocido por ser uno de los protagonistas más significativos del arte óptico y cinético en todo el mundo.

Vive y trabaja en París desde 1960, pero su corazón no olvida sus raíces. Inclusive hace unos meses compartió algunas reflexiones con los venezolanos sobre la situación que traviesa el país.

“Hay mucha gente pensante, inteligente en nuestro país, por eso tengo la esperanza de que un cambio definitivo se aproxima. Es una certeza, de allí la motivación para compartir estas reflexiones”, escribió el artista en una carta dirigida los jóvenes.

Así es él. Un hombre ejemplar para la sociedad, que trabajó desde joven hasta enaltecer a los artistas venezolanos; y ahora es un motivo más para celebrar en Venezuela.

Por eso, este 17 de agosto nos ponemos de pie y damos gracias a Carlos Cruz-Diez por regalar tanta felicidad a su país y le deseamos un feliz cumpleaños.  

Atraído por el color

Carlos Cruz-Diez nació en Caracas el 17 de agosto de 1923. Se dice que desde pequeño se sentía atraído por el color y las artes plásticas. Estudió en la Escuela de Artes Plásticas y Artes Aplicadas de Caracas; culminando sus estudios en 1945.

Tras mantenerse un año fuera del país; regresa a Caracas y monta un Estudio de Artes Visuales dedicado a las artes gráficas y el diseño industrial; sin dejar atrás sus investigaciones.

En 1959, un año antes de instalarse definitivamente en París con su familia; realizó su primer Couleur Additive y Physichromie.

Para 1961 participa en la exposición Bewogen Beweging en el Stedelijk Museum de Ámsterdam, donde también colaboraron artistas como Allan Kaprow, Alexander Calder, Moholy-Nagy, Robert Rauschenberg; Jean Tinguely, Marcel Duchamp, Victor Vasarely, entre otros.

Cuatro años después es nombrado asesor en el Centro Cultural Noroit, en Arras; Francia y este mismo año participa en The Responsive Eye en el Museum of Modern Art de Nueva York; exposición que supone la consagración oficial del arte cinético.

Para 1997 es nombrado presidente y miembro del Consejo Superior de la Fundación Museo de la Estampa y del Diseño Carlos Cruz-Diez, que tiene como objetivo estudiar, difundir; coleccionar y conservar el trabajo de diseñadores y artistas gráficos nacionales e internacionales relacionados a la estampa y el diseño.

Su arte y legado

Carlos Cruz-Diez es un teórico del color.  El arte óptico y cinético es una corriente artística que reivindica “la toma de conciencia de la inestabilidad de lo real” . Sus investigaciones lo revelan como uno de los pensadores del color del siglo XX.

“Su investigación se fundamenta en cuatro condiciones cromáticas: sustractiva, aditiva, inducida y refleja”; señala su página web oficial

El trabajo de este venezolano “ha aportado una forma nueva de conocimiento del fenómeno cromático; ampliando considerablemente su universo perceptivo”.

“En mis obras, el color aparece y desaparece en el transcurso del diálogo que se genera con el espacio y el tiempo real (…). Es posible, además, que gracias al color, abordado a través de una ‘visión elemental’ desprovista de significaciones preestablecidas, podamos despertar otros mecanismos de aprehensión sensibles más sutiles y complejos que los impuestos por el condicionamiento cultural y la información masiva de las sociedades contemporáneas”, así lo explica el propio Cruz-Diez en Reflexión sobre el color, Madrid: Fundación Juan March, 2009 [ed. or. 1989]

Desde 2005, la Cruz-Diez Art Foundation emplea sus esfuerzos en promover actividades educativas y expositivas en torno al pensamiento y a la obra de Cruz-Diez en pro de su difusión hacia nuevos públicos.

Cruz-Diez es de esos venezolanos que confía en su tierra y su gente. En el mes de abril, escribió una carta dirigida a los jóvenes del país en la que les recomendó “pensar en ser autónomo; autosuficiente y generar riqueza para sí y para los demás. A los jóvenes los animo a que se planteen estos objetivos”.

Museo de Estampa y Diseño Carlos Cruz-Diez, Caracas.

Inspiración de venezolanos

En Venezuela cada día son más los que deciden emprender su negocio propio. Y muchos de estos han inspirado sus creaciones en la obra de Carlos Cruz-Diez.

Su arte ha sido plasmado no sólo en las calles de Caracas, sino en carteras, camisas; accesorios, zapatos y hasta forros para celulares. Éste se ha convertido en algo que identifica a la sociedad venezolana.

Además, en otras ciudades del mundo  pueden encontrarse intervenciones artísticas en diversos espacios.

Por esto y más, siempre estará, a pesar de la distancia, en nuestros corazones. 

(Vía Globovisión) 

Escribe tu opinión