BERLÍN DESTACA DIFERENCIAS CON WASHINGTON EN SERVICIOS DE INTELIGENCIA

El Gobierno alemán subrayó hoy “las profundas diferencias de opinión” entre Berlín y Washington sobre el trabajo que deben realizar los servicios de inteligencia y asumió que se necesitará tiempo para superarlas.

“Es algo que no se soluciona con un par de conversaciones”, manifestó en rueda de prensa el portavoz de la Cancillería, Steffen Seibert, quien evitó dar detalles de la conversación mantenida ayer entre la canciller, Angela Merkel, y el presidente estadounidense, Barack Obama, por ser de carácter “confidencial”.

Tras los dos presuntos nuevos casos de espionaje de los servicios secretos de EEUU detectados en Berlín, Seibert se limitó a reiterar la distancia que separa a los dos gobiernos al abordar el papel que debe desempeñar el espionaje en el siglo XXI entre dos países aliados, aunque apostó por el trabajo conjunto.

“Es un proceso de persuasión y de acercamiento mutuo, y está claro que no va a ser rápido”, manifestó el portavoz.

El Gobierno de EEUU, que informó en primer lugar de la llamada, se limitó a señalar que Merkel y Obama “intercambiaron puntos de vista” sobre la colaboración en materia de inteligencia y que el presidente estadounidense dijo que “mantendría una estrecha comunicación sobre formas de mejorar la cooperación en adelante”.

A pesar de las discrepancias, el portavoz de la Cancillería dejó claro que la cooperación entre los servicios de inteligencia de los dos países es “imprescindible” y que Berlín ni quiere ni puede prescindir de ella.

El último choque entre los dos países tuvo lugar la pasada semana, cuando se detectó a un presunto espía estadounidense en el Ministerio de Defensa alemán, después de que días antes se hubiera detenido a un supuesto agente doble.

Como respuesta, Berlín instó a abandonar el país al máximo responsable de la Agencia Central de Inteligencia (CIA) de EEUU en la embajada de Berlín.

No puso fecha para su salida y hoy Seibert tampoco quiso avanzar cuándo se hará efectiva, aunque señaló que se espera que lo haga “en un plazo de tiempo razonable”; “y no estoy hablando de meses”, añadió.

EFE.

Escribe tu opinión