Acusan a vigilante por sustracción de insumos médicos en Hospital de San Cristóbal

(Redacción A Todo Momento)  El Ministerio Público  (MP) acusó al funcionario de Vigilancia y Seguridad del Hospital Central de San Cristóbal, Jefferson Rodríguez Ramírez, así como a Wilmer Adrián García Casique, quienes fueron detenidos el pasado mes de junio por estar presuntamente incursos en la sustracción y venta de insumos médicos pertenecientes a ese centro asistencial ubicado en el estado Táchira.

Los fiscales 23º y auxiliar de esa jurisdicción andina, Yuly Osorio, y Reinaldo Chacón, respectivamente, acusaron a Rodríguez Ramírez, de 35 años de edad, por la presunta comisión del delito de peculado doloso impropio, mientras que a García Casique se le acusó el mismo tipo penal pero en grado de facilitador, previsto y sancionado en la Ley contra la Corrupción.

En el escrito presentado ante el Tribunal 9° de Control de San Cristóbal, se solicitó la admisión de la acusación, enjuiciamiento de ambos y que se mantenga la medida de privación de libertad, que cumplen en el Centro Penitenciario de Occidente, en Santa Ana.

El referido día, efectivos de la policía regional resguardaban el área de emergencia del citado hospital, cuando avistaron a García Casique con una bolsa negra en actitud nerviosa.

Ante la situación irregular, los policías se acercaron y notaron que el hombre trató de evadirlos, por lo que procedieron a efectuarle una revisión, a través de la que corroboraron que tenía 12 unidades de solución intravenosa y que ofrecía para la venta.

Seguidamente, García Casique, de 39 años, manifestó que la mercancía se la había facilitado un trabajador del centro médico.

Poco después, los funcionarios se percataron de que Rodríguez Ramírez (vigilante del hospital) se acercó a García Casique para entregarle otra bolsa, por lo que también fue sometido a una revisión, en la cual detectaron que portaba consigo 17 envases de la misma sustancia con etiquetas de la institución en mal estado.

Por tal motivo, ambos hombres resultaron aprehendidos, y posteriormente, fueron puestos a la orden del Ministerio Público. NP

Escribe tu opinión